Cardo con almendras y jamón

El invierno es la mejor época del año para el consumo del cardo. Es en los meses de febrero y marzo, cuando esta verdura alcanza la plenitud de su sabor. Para ello habrá sido necesario que la planta haya estado enterrada en tierra. Esto no siempre resulta un trabajo fácil para un producto que llega a alcanzar los dos metros de altura, por lo que las personas que se dedican a su cultivo hace tiempo que optaron por cubrirlos con sacos o plásticos de color negro. De esta manera, se consigue que el cardo carezca de luz, lo que le proporciona ese color blanco amarillento en el tallo que garantiza el sabor tan destacable que tiene. El cardo se cultiva en países europeos como Portugal, Francia o Italia y también en muchos países de Hispanoamerica, a donde se supone que llegó de la mano de los conquistadores. En España se produce en muchos lugares como Aragón, Cataluña, la Comunidad Valenciana o Andalucía, aunque es quizás en La Rioja y Navarra donde más popularidad tiene este producto, antaño plato estrella en las fiestas navideñas de estas dos comunidades y hoy felizmente desestacionalizado. El cardo está especialmente indicado para las dietas de adelgazamiento por su baja aportación calórica, es diurético y depurativo y ayuda a disminuir los niveles de colesterol. Aquí hemos recogido un receta típica riojana, a la que le hemos añadido nuestro toque personal con una pequeña aportación de jamón.

INGREDIENTES PARA CUATRO

  • Un kilo de cardos.
  • 150 gramos de jamón serrano o paletilla.
  • 100 gramos de almendras.
  • Cuatro dientes de ajo.
  • Sal.
  • Un poco de leche desnatada.
  • Dos o tres cucharadas de maizena o harina.

MODO DE HACERLO

  1. Se limpia el cardo para eliminar las partes fibrosas y se corta en pequeños pedazos de unos tres o cuatro centímetros.
  2. Se pone a calentar el agua con sal y una vez que comience a hervir se añaden los cardos, que se dejan cocer hasta que se encuentren tiernos. Se apartan entonces del fuego y se reservan con su agua.
  3. En una sarten aparte se añaden los ajos cortados y el jamón o la paletilla y se sofríen.
  4. Cuando tengan algo de color se añaden las almendras machacadas.
  5. Se deja cocer unos minutos y se añade parte del agua de los cardos. El resto del líquido se elimina. A continuación se espesa todo con dos o tres cucharadas de maizena, en función de lo líquida que queramos que nos salga la salsa. Removemos bien para que no se formen grumos y le añadimos luego un poco de leche desnatada. 
  6. Se incorporán entonces los cardos. Se rectifica de sal, si fuera necesario, y se deja todo a fuego lento durante cinco o diez minutos.
  7. Se sirve acompañado de unas almendras laminadas por encima para hacer el plato aún más apetecible.

UN TRUCO

  • El estilo de vida en el que nos desenvolvemos hace que cada vez tengamos menos tiempo para la cocina. Así que podemos sustituir el cardo natural y su limpieza por unos botes de este producto. De esta manera no ahorremos la limpieza y su cocción. Recomiendo encarecidamente los cardos de la marca Gutarra. De todos lo que he probado son los únicos que consiguen darle el punto exacto de textura al producto.

DEGUSTACIÓN SUGERIDA 

  • En esta ocasión vamos a recomendar un vino riojano, como no podía ser menos para un producto tan de la tierra como éste. Un Rioja Bordón crianza de 2007, de Bodegas Franco Españolas, seguro que le viene bien a nuestros cardos.

AUTOR: José Antonio Gallego

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s