Ensalada alemana de patatas

Este es un plato sencillo y muy sabroso que hará las delicias de vuestros hijos (en este caso, podéis optar por suprimir la salsa) y, naturalmente, la de los adultos. En verano es una solución estupenda para un plato principal, una merienda o una cena. El nombre que le dio el primero que lo usó seguramente proviene de los ingredientes usados, porque no puedo confirmar que la receta sea, efectivamente, alemana. En cualquier caso, lo podemos presentar como un plato contundente y germánico.
INGREDIENTES (para seis personas):
  • Diez patatas pequeñas
  • Diez salchichas de frankfurt cocidas
  • Cuatro huevos duros
  • 100 gr. pepinillos pequeños en vinagre
  • 150 gr. aceitunas negras sin hueso

SALSA:

  • Dos cucharadas soperas de mostaza
  • Cinco cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Tres cucharadas de vinagre (de manzana o balsámico)
  • Dos cucharadas de zumo de limón

PREPARACIÓN:

  1. Cocemos las patatas enteras y los huevos duros.
  2. Mientras esperamos el final de la cocción de ambos ingredientes, podemos ir completando el plato cortando los pepinillos en pequeños trozos y las aceitunas negras sin hueso también en tres trozos. Es fundamental trocear mucho los ingredientes porque se empaparán mejor de la salsa y será mucho más sabroso el plato al encontrar en la boca varios sabores al mismo tiempo.
  3. También podemos aprovechar este tiempo de espera para preparar la salsa. Es bien sencilla: mezclar en un bol las cucharadas de aceite, vinagre, el zumo de limón y la mostaza. Se revuelve todo muy bien y se reserva.
  4. Las patatas y los huevos cocidos también se cortan en pequeños trozos, una vez enfriados.
  5. Cocer las salchichas no tiene ninguna dificultad. Dos minutos en microondas nos dejará las salchichas a punto para ser, también, cortadas y troceadas en pequeños bocaditos. Una vez que tenemos todos los ingredientes cortados, los mezclamos en una amplia ensaladera. Acto seguido,  se le añade la salsa y se mezcla bien.

Podemos dejar la ensalada en el frigorífico hasta la hora de la comida, pero no es un plato para comerlo frío como la ensaladilla rusa. Lo ideal es comer esta ensalada templada. Veréis cómo os gusta…

Elaborado por: José Antonio Mourenza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s