Gastronomía chilena en Madrid

Para los que gustan de la gastronomía, la comida chilena es un auténtico deleite para el paladar. Empanadas, humitas, pasteles de maíz o sandwiches al mejor estilo del país latinoamericano. Los chilenos radicados en España se han marchado de su país acompañados de su mejores platos. Comida que ahora puede degustarse en distintos lugares de la ciudad de Madrid. 

chorrillana

EL REGRESO DEL WINNIPEG

Winnipeg3

Desde Valparaíso desembarcó en Madrid el Winnipeg Bar, que lleva el nombre del barco que en 1939 llevó a 2.200 inmigrantes españoles desde Francia a Valparaíso, en Chile, por iniciativa del poeta Pablo Neruda. Sus paredes muestran vestigios de esta historia, llenas de detalles del país, como cuadros, imágenes, mapas o banderas. Todo al estilo del puerto chileno. La cocina del Winnipeg, tiene los típicos platos nacionales, como la empanada con pebre, el pastel de choclo (maiz), ceviche y la chorrillana (carne, cebolla, patatas y huevo picados). Para quienes quieran visitar el Winnipeg puede hacerlo de martes a sábados, de 12:30 a 17:00 hrs. y de 20:30 a 24:00 horas y los domingos: de 12:30 a 17:00 horas. El sitio cuenta con un blog en internet: http://barwinnipegchile.wordpress.com/

Ubicación: calle Ferrer del Río número 30, esquina con la calle Pilar de Zaragoza. Teléfono: 91 725 59 63.

DELICIAS EN LAVAPIÉS

El barrio Lavapiés de Madrid ha cobijado durante más de 30 años a una de las chilenas más famosas de la capital. Rosa Uribe tiene una pastelería que deja sin habla a cualquiera que entra en ella. Los chilenos hacen un recorrido a su país natal, gracias a la simpatía y amabilidad de la Rosi y a que sus delicadas manos realizan las más exquisitas delicias de la pastelería chilena… desde empanadas, humitas, pan de pascua hasta tortas de milhojas y chilenitos, algo así como pastelitos con manjar y cubiertos de merengue. La pastelería se encuentra en la calle Sombrerería 7. Su teléfono es el 91 527 07 43.

UN BUEN SANDWICH ES JUSTO Y NECESARIO

san wichSin duda, el eslogan del restaurante San Wich tiene toda la razón. Una de las necesidades básicas de quien se denomine buen chileno es comer un buen sandwich. En este lugar, ubicado en la calle Hortaleza 78, en pleno centro de Madrid, podrá acceder a los típicos sabores nacionales. Si quiere tener frente a usted un lomito completo, un chacarero, un barros luco o una empanada de pino, éste es un buen lugar.

DESDE EL SUR DE CHILE LLEGA A MADRID…

El Estribito es un restaurante con sabor a Chile. Desde las tradicionales empanadas hasta chorrillanas y completos podrán comer quien llegue hasta este hermoso lugar, Completo de cervezadecorado con la típica idiosincrasia nacional. Cuadros de Neruda, acompañan cualquier aperitivo… La madera del sur y los olores propios de la comida chilena se pueden apreciar en este agradable lugar…El Estribito está ubicado en la calle San Agustín 18, en el barrio de Las Letras. Abierto de Martes a sábado de 14:00 a 17:00 horas y  de 20:00 a 24:00 horas. Los domingos abre de 14:00 a 17:00 horas. Su teléfono es el 91 369 41 23.

Autora: Loreto Moya es una periodista chilena. Actualmente vive en Madrid, desde donde mantiene abierto el blog dechileamadrid.blogspot.com.es, en el que cuenta sus experiencias en esta ciudad.

Anuncios

Cosecha ‘muy buena’ de Rioja en 2012

        El Consejo Regulador de la DOC Rioja ha calificado la cosecha de 2012 con ‘muy buena’. Según ha explicado a través de una nota de prensa (http://www.riojawine.com), la última campaña ha estado marcada por la sequía, lo que no ha impedido que los vinos alcanzasen una “altísima calidad’, aunque un peldaño por debajo que las de 2010 y 2011, cuando las cosechas fueron consideradas como ‘excelentes’. Los responsables de la Denominación de Origen Calificada han analizado un total de 3.800 muestras entre los 253,84 millones de litros de vino que han producido este año las bodegas de Rioja. La DOC Rioja, que comparten las comunidades autónomas de La Rioja, el País Vasco y Navarra, cuenta con 62.154 hectáreas productivas, de las que 58.389 están dedicadas al cultivo de variedades tintas, en las que se obtuvieron 331 millones de kilos de uvas, y 3.765 a blancas, que en esta ocasión produjeron 23,8 millones de kilos. La producción amparada finalmente fue de 351 millones de kilos, ya que 3,4 millones de ellos fueron descalificados por exceso de rendimiento. Además de ésta de 2012, en lo que va de siglo cuatro cosechas han sido calificadas como ‘muy buenas’ (2006, 07, 08 y 09), cinco como ‘excelentes’ (2001, 04, 05, 10 y 11) y dos como ‘buenas’ (2002 y 2003).

uva cerca de Elciego

        Otras denominaciones de origen que han calificado sus cosechas de 2012 como ‘muy buenas’ han sido las de Ribera de Duero y Monterrei. En el caso de la DO La Mancha, la cosecha ha sido considerada como ‘excelente’.

         La calificación de las añadas supone una valoración media del conjunto de las producciones de una denominación, lo que no impide que convivan caldos realmente excelsos con otros prácticamente imposibles de beber. Aún así, el potencial de anuncios como éste es enorme, especialmente en denominaciones ampliamente conocidas como Rioja o Ribera de Duero, ya que son muchos los consumidores que únicamente se dejan llevar por esta calificación a la hora de comprar un vino, sin molestarse en informarse un poco acerca de los productos que adquieren en una tienda o supermercado o de las bodegas que los producen.

Carrillada ibérica

La carrillada o carrillera de cerdo es una carne muy tierna que se encuentra en las mejillas del cerdo o de la vaca. En este caso os propongo elegir la de cerdo ibérico, aunque la misma receta sirve para preparar la carrillada del cerdo ordinario, el que solemos consumir a diario en casa y que es bastante más barato. La suelen tener en todas las carnicerías, pídele a tu carnicero que te las limpie bien, pero que no las trocee, así evitaremos que se nos deshagan al cocinarlas. Si te gustan los guisos y te gusta la carne, te encantará este plato, de sabor intenso y textura agradable. Probablemente, nunca antes hayas probado una carne tan tierna.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Ocho carrilleras de cerdo ibérico o cerdo  a secas
  • Una cebolla
  • Pimienta en grado
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Tomillo, romero y laurel
  • Dos zanahorias
  • Dos ajos
  • Harina
  • Vino tinto (un vaso grande)
  • Caldo de carne (un vaso y medio)
  • Aceite

MODO DE HACERLO

  • Salpimenta las carilleras y pásalas ligeramente por harina
  • Dóralas en una sartén con un chorro de aceite. Retira y reserva
  • Prepara en un cazo medio litro de caldo de carne (una pastilla)
  • En la olla a presión con un chorro de aceite dora los dos ajos en láminas, 8 ó 10 granos de pimienta negra y la hoja de laurel
  • Cuando los ajos estén dorados, añade la zanahoria en rodajas, la cebolla en trozos, espolvorea tomillo y romero, baja el fuego y deja pochar unos 15 minutos
  • Añadir a la olla el vino tinto y el caldo de carne. Disponer encima las carrilleras, cerrar la olla y dejar cocinar a fuego medio durante unos 30 minutos
  • Retirar del fuego y dejar salir el vapor antes de abrir la olla. Sacar con cuidado las carrilleras y reservar en un plato
  • Colar el caldo de las verduras sobre una fuente de barro o una cacerola y pasar las verduras por el “chino”, cuidando de retirar la hoja de laurel
  • Volver a colocar las carrilleras y poner la fuente de barro o la cacerola al fuego intenso, para que se consuma el exceso de caldo y la salsa quede bien espesa. Serán más o menos 10 minutos
  • Servir dos carrilleras por persona regadas con su propia salsa, acompañadas de arroz o patatas fritas en dados


Cocinado por: Cristina Yuste

Es solo gastronomía, pero nos gusta

Gastronomía y música son dos artes muy diferentes pero con un mismo objetivo: el placer. Además, al ser dos productos culturales sofisticados, su seguimiento y disfrute son muy apreciados en la vida social en esta primera parte del siglo XXI. Hablar de la última tendencia musical o comentar entre amigos el descubrimiento de un restaurante off de recetas caseras y buen precio, son parte y materia de la conversación en el timeline público y de éxito de nuestro tiempo. Después están los artistas. Cada día, las campañas promocionales de los grandes cocineros se parecen más a los lanzamientos de productos de música pop. No hay que ir muy lejos: el mismísimo Ferrán Adriá ya dijo que “la cocina es el nuevo rock and roll”. Y al revés. Algunos cantantes se ponen serios y crean su propio vino -Joan Manuel Serrat y su bodega Perinet- y otros pájaros, como Joaquín Sabina, apoyando gastronomía mexicana en restaurantes como “La Mordida” de Madrid.
Esta relación atípica entre materias del gusto ha provocado la aparición de libros musicales de recetas. Ejemplo de ello es la aparición, el año pasado, de “Cocina indie: recetas, dibujos y discos para gente diferente” (Lunwerg, 2012), un libro con noventa recetas sencillas -doy fe-, que relaciona cada plato con los principales grupos del universo de la música independiente. El recetario te propone una banda sonora para acompañar la preparación y degustación de una buena comida. Y va más lejos: cada receta tiene algo que se vincula con el artista elegido. Así pasa que inicias la velada con un “brócoli de Malasaña a la vinagreta”, sugerido por Russian Red; atacas el “solomillo mechado y despeinado” con el álbum Angles”, de The Strokes, y finalizas la noche con un “pisco sour a la chilena”, destacado -¡cómo no!- por la imprescindible Javiera Mena. No se trata de cambiar el clásico eructo silencioso de sobremesa por un sonoro “Oh yeah”. Según Mario Suárez, periodista y autor junto con Ricardo Cavolo de de este trabajo, estamos ante un “buen playlist para gourmets que se dejan guiar por la música en la cocina”. “Cada receta es como un relato. Es una manera distinta de contar las cosas, para un público que escucha música, que va conciertos y que le encanta cocinar y comer”, añade Mario, sorprendido por el impacto de su recetario que ya ha alcanzado este mes su segunda edición. La sorpresa llegó con la respuesta de los músicos y, sobre todo, con la interrelación con los lectores a través de las redes sociales. “Nos mandan fotos de recetas con imágenes del libro al lado, nos comentan que son felices con nuestros textos y dibujos”, señala el autor del libro.
La otra pata del menú son las ilustraciones. Ricardo Cavolo rompe con el clásico recetario con fotografías de tres pasos -cocción, corte y salteado- y dibuja “tatuajes que aúnan una receta y una banda indie”. Consciente de que cocinar, “afortunadamente, es ‘mainstream’”, Ricardo aporta con sus ilustraciones el placer visual a este libro que reivindica el maridaje entre la música y la mesa. Ya, más recientemente, el popular comidista, Mikel López Iturriaga, ha publicado el libro “La cocina pop”, donde propone recetas fáciles y directas “como una canción de los Ramones” y las relaciona con el cine, la televisión, la música y, por supuesto, con la cultura pop. Se trata de un trabajo que recicla notas de su popular blog que publica en el diario El País. Y que defiende una nueva forma de enfrentarse a la cocina, sin prejuicios, con alegría y con desparpajo y sencillez.

129_1_CocinaindieBIDI_copia

Fuera de España han surgido otros recetarios de alcance internacional como el afamado “Hellbent for Cooking. The Heavy Metal Cook Book”(Bazillion Points, 2009). La publicación, que incluye 101 recetas escritas por bandas del Metal como Sepultura, Anthrax o Judas Priest, está coordinada por Annick Giroux, que se autodenomina como la cocinera morbosa y aparece en la portada sujetando un cuchillo chef de 25 centímetros. Sin entrar a divagar sobre el tipo de corte de en las verduras, se han multiplicado el número de artistas que enlazan el buen comer con la industria musical y ven en el gastro-rock una fórmula para ampliar ingresos. Este es el caso de Marky Ramone. El único miembro vivo de Los Ramones ha puesto en marcha un negocio de venta ambulante de comida en Nueva York, especializado en albóndigas con salsa de tomate. En este restaurante sobre ruedas -”Cruisin Kitchen“- se puede degustar la famosa salsa “Marky Ramone Brooklyn Own Marinara Sauce”, que también está a la venta por 88 dólares en la web del ilustre baterista. Otro que estudia en la misma escuela de finanzas es el legendario Lemmy, de MotörHead. En la página oficial de la banda, junto a sus últimos discos se publicita distintos tipos de bebidas alcohólicas: desde cerveza con la marca del grupo -del mismo infierno- a un vino tinto Shiraz cuyos riesgos etílicos son advertidos directamente por el temible cantante británico. Este punto metalero ha conseguido – y tendrá- muchos más discípulos. La moda de la cervezas de autor puede considerarse ya como un terreno propicio y simpático para que los artistas muestren su esencia más liquida. El último en sumarse al negocio ha sido la banda británica Iron Maiden. cocina 2 (2)Los chicos de Hierro se han unido a la familia Robinson para crear su propia marca especial denominada “Trooper” como uno de sus temas más clásicos. Dicen que tiene estilo de cerveza clásica británica con “una auténtica profundidad de carácter y sabor”… habrá que probarla. Más sibarita es Alex James; el bajista de Blur, que ha montado con éxito una compañía de fabricación de quesos en la campiña inglesa. Esta experiencia personal se puede conocer con detalle leyendo su autobiografía -también es escritor- que se puede comprar por 12 pavos en Amazon.
Otros apuestas por los productos patrios. Por ejemplo, Miguel Bosé. Desde hace 15 años, es propietario de Monsalud, una prestigiosa empresa extremeña de jamones ibéricos de bellota que ha recibido numerosos premios, entre ellos el de mejor ibérico del mundo.
Son ejemplos de que la música se impregna, poco a poco, de sabores y las cocinas se nutren de sonidos y acordes. Esto, en cambio, no evita las preguntas: se trata de ¿un negocio? ¿ingresos atípicos? ¿moda? ¿tendencia? Dejémoslo en un trasvase de placeres que doblan el goce de los sentidos. Bon Apetitt!

Autor: Juan Carlos Gomi es periodista. Sus artículos puedes encontrarlos de manera regular en los dos blogs que mantiene ahora en activo: monteigueldo.wordpress.com, y niusblog.wordpress.com.