Pochas con chorizo

Las pochas son unas alubias blancas tempranas, sabrosas y nutritivas, íntimamente relacionadas con las cocinas de La Rioja, el País Vasco y Navarra. En esta tres regiones pueden encontrarse excelentes recetas guisadas con este producto, aunque quizás sea en los pucheros de la Comunidad Foral donde mayor éxito ha cosechado. Desde los Pirineos a la ribera del Ebro, existen decenas de platos elaborados con las dos variedades de pochas mas extendidas por su territorio: las arriñonadas y las de Bolo o redondas. Estas últimos son propias de Sangüesa y sus alrededores y de ellas se dicen que son las más sabrosas que existen, probablemente debido a lo extremadamente corta que es su cosecha. La pochas se pueden consumir frescas desde julio hasta los primeros días de octubre, aunque hoy en día, gracias a los métodos de congelación, es posible disfrutar de ellas a lo largo de cualquier mes del año. En Bilbao, Vitoria o Logroño siempre ha sido fácil encontrarlas en cualquier tipo de tienda, ya sean congeladas en bolsas o a granel. En otras ciudades, como Madrid, ésta no era una tarea sencilla hace unos años, aunque de un tiempo a esta parte han proliferado en las principales superficies de distribución. Pochas con codorniz, a la riojana o con anguila al estilo de Tudela. Son como he dicho antes decenas los platos que pueden elaborarse con esta legumbre, que recibe su nombre de ese color verdoso y desvaído que presentan en el momento de ser recogidas (‘pocho’ significa en castellano descolorido). Aquí os dejó una receta que me enseñaron en La Rioja. Es extremadamente sencilla, así que si queréis le podéis añadir también cebolla, tomate, pimiento o cualquier otra verdura que se os ocurra para completarla.

Pochas con chorizo

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

– Ochocientos gramos de pochas
– Una zanahoria grande
– Un par de ajos
– Un par de choricitos
– Pimentón
– Aceite de oliva
– Sal
– Guindillas

PREPARACIÓN

1.- Cogemos los choricitos, los pinchamos un poco y los introducimos en agua para que pierdan parte de su grasa. Los calentamos durante unos veinte minutos.
2.- En una cazuela ponemos las pochas y la zanahoria cortada en pedazos y cubrimos todo el conjunto con agua y un poco de aceite.
3.- En una sartén aparte, cortamos los ajos en pedazos, eliminamos de ellos el germen verde y los rehogamos en aceite de oliva. Luego añadimos un cucharita de pimentón de la Vera y lo dejamos freír muy poquito tiempo para que no se queme. Añadimos todo a la cazuela de las pochas.
4.- Dejamos cocer durante unos treinta minutos, moviendo las pochas de vez en cuando para que no se peguen y para que se calienten de manera uniforme. No es recomendable moverlas con una cuchara. Corremos el riesgo de que se rompan.
5.- Pasado ese tiempo, incorporamos el chorizo cortado en pedazos y sazonamos al gusto. Dejamos cocer diez minutos más.
6.- Quitamos finalmente las pochas del fuego y las dejamos reposar diez minutos. Las servimos acompañadas de un plato de guindillas en vinagre, a las que previamente habremos aderezado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poquito de sal. Con las pochas no hay nada más delicioso para beber que un buen vino tinto de crianza de Rioja.

Cocinado por: José Antonio Gallego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s