Peces que llueven del cielo

Dentro de la amplia relación de libros que han tenido a la gastronomía como argumento principal o como una parte importante del mismo, hoy os traemos a estas páginas una obra de reciente publicación que firma la autora brasileña Carla Guimaraes. “Peces que llueven del cielo” (Ediciones Ambulantes) es la segunda novela de esta escritora de Salvador de Bahía, asentada en Madrid, y con una notable trayectoria teatral. La obra es un paseo novelado por su infancia a lo largo de los años que van de la dictadura a la democracia en Brasil, los cuales están narrados con un estilo sencillo, directo y por momentos muy divertido. Carla recuerda sus años más jóvenes con cierta nostalgia y especialmente aquellas comidas en casa de sus padres que servían para reunir a toda la familia y a las personas más cercanas. Aquí os dejamos una parte del capítulo 38 de libro. En él, la escritora hace un repaso por algunos de los platos más representativos de la comida bahíana y por extensión brasileña. Esperamos que este fragmento de la obra os abra el apetito suficiente como para acercaros al libro. Eso si, para desentrañar el significado del título tendréis que leerlo por completo. Sigue leyendo

Anuncios

Grandes cocineros se unen en un proyecto solidario

Un total de 43 grandes cocineros españoles han unido su talento culinario en un libro solidario que lleva por título ‘Recetas para un mundo mejor’. Carme Ruscalleda, Martín Berasategui, Andoni Luis Aduriz, Quique Dacosta, Rodrigo de la Calle, Pedro Subijana o Joan Roca son algunos de los chefs que han contribuido generosamente con dos de sus recetas a que esta obra sea hoy por hoy una realidad. ‘Recetas para un mundo mejor’ es una iniciativa de la Fundación Repsol y la ONG Alianza por la Solidaridad y entre sus curiosidades figura que cada uno de los platos está al menos elaborado con dos ingredientes de comercio justo. El libro, ilustrado por Javier Pagola, cuesta 17,95 euros y con el dinero que se recaude está previsto financiar un proyecto para favorecer el cultivo y comercialización de arroz local por parte de diversas cooperativas de mujeres a lo largo de Senegal. Para más información sobre esta iniciativa solidaria se puede visitar la página web http://www.recetasparaunmundomejor.org.

recetas-por-un-mundo-mejor

Siete libros de recetas, ahora que estamos en la Feria del Libro

Una de las ventajas que tiene escribir un blog de gastronomía es que éste se convierte en un socorrido argumento por parte de tus amigos y familiares a la hora de hacerte un regalo. En los últimos tiempos han aterrizado algunos de los más variados utensilios de cocina en mi casa. Artilugios que en la mayoría de los casos han venido acompañados como presentes de un gran número de libros, supongo que con la intención de ampliar mis horizontes gastronómicos. En estos días se celebra la Feria del Libro de Madrid. Como todos los años, el parque del Retiro se convierte en una cita ineludible para los amantes de la lectura. Un buen momento para adquirir un gran obra literaria, que los seguidores de la cocina también deberíamos aprovechar para mejorar nuestra cultura culinaria. A continuación os dejo una relación con los últimos siete libros que han llegado a mis manos, por si esta pequeña lista pudiera llegar a iluminaros en medio de la abundante oferta que hoy en día llena los estantes de cualquier librería. Como os digo, son los regalos de mis amigos, que en muchos casos no son ni los libros más actuales, ni los más didácticos, ni tan siquiera los mejor ilustrados, pero que por alguna que otra razón ellos han creído que merecían la pena estar en la biblioteca de mi casa.

FotoGy

Sigue leyendo

Es solo gastronomía, pero nos gusta

Gastronomía y música son dos artes muy diferentes pero con un mismo objetivo: el placer. Además, al ser dos productos culturales sofisticados, su seguimiento y disfrute son muy apreciados en la vida social en esta primera parte del siglo XXI. Hablar de la última tendencia musical o comentar entre amigos el descubrimiento de un restaurante off de recetas caseras y buen precio, son parte y materia de la conversación en el timeline público y de éxito de nuestro tiempo. Después están los artistas. Cada día, las campañas promocionales de los grandes cocineros se parecen más a los lanzamientos de productos de música pop. No hay que ir muy lejos: el mismísimo Ferrán Adriá ya dijo que “la cocina es el nuevo rock and roll”. Y al revés. Algunos cantantes se ponen serios y crean su propio vino -Joan Manuel Serrat y su bodega Perinet- y otros pájaros, como Joaquín Sabina, apoyando gastronomía mexicana en restaurantes como “La Mordida” de Madrid.
Esta relación atípica entre materias del gusto ha provocado la aparición de libros musicales de recetas. Ejemplo de ello es la aparición, el año pasado, de “Cocina indie: recetas, dibujos y discos para gente diferente” (Lunwerg, 2012), un libro con noventa recetas sencillas -doy fe-, que relaciona cada plato con los principales grupos del universo de la música independiente. El recetario te propone una banda sonora para acompañar la preparación y degustación de una buena comida. Y va más lejos: cada receta tiene algo que se vincula con el artista elegido. Así pasa que inicias la velada con un “brócoli de Malasaña a la vinagreta”, sugerido por Russian Red; atacas el “solomillo mechado y despeinado” con el álbum Angles”, de The Strokes, y finalizas la noche con un “pisco sour a la chilena”, destacado -¡cómo no!- por la imprescindible Javiera Mena. No se trata de cambiar el clásico eructo silencioso de sobremesa por un sonoro “Oh yeah”. Según Mario Suárez, periodista y autor junto con Ricardo Cavolo de de este trabajo, estamos ante un “buen playlist para gourmets que se dejan guiar por la música en la cocina”. “Cada receta es como un relato. Es una manera distinta de contar las cosas, para un público que escucha música, que va conciertos y que le encanta cocinar y comer”, añade Mario, sorprendido por el impacto de su recetario que ya ha alcanzado este mes su segunda edición. La sorpresa llegó con la respuesta de los músicos y, sobre todo, con la interrelación con los lectores a través de las redes sociales. “Nos mandan fotos de recetas con imágenes del libro al lado, nos comentan que son felices con nuestros textos y dibujos”, señala el autor del libro.
La otra pata del menú son las ilustraciones. Ricardo Cavolo rompe con el clásico recetario con fotografías de tres pasos -cocción, corte y salteado- y dibuja “tatuajes que aúnan una receta y una banda indie”. Consciente de que cocinar, “afortunadamente, es ‘mainstream’”, Ricardo aporta con sus ilustraciones el placer visual a este libro que reivindica el maridaje entre la música y la mesa. Ya, más recientemente, el popular comidista, Mikel López Iturriaga, ha publicado el libro “La cocina pop”, donde propone recetas fáciles y directas “como una canción de los Ramones” y las relaciona con el cine, la televisión, la música y, por supuesto, con la cultura pop. Se trata de un trabajo que recicla notas de su popular blog que publica en el diario El País. Y que defiende una nueva forma de enfrentarse a la cocina, sin prejuicios, con alegría y con desparpajo y sencillez.

129_1_CocinaindieBIDI_copia

Fuera de España han surgido otros recetarios de alcance internacional como el afamado “Hellbent for Cooking. The Heavy Metal Cook Book”(Bazillion Points, 2009). La publicación, que incluye 101 recetas escritas por bandas del Metal como Sepultura, Anthrax o Judas Priest, está coordinada por Annick Giroux, que se autodenomina como la cocinera morbosa y aparece en la portada sujetando un cuchillo chef de 25 centímetros. Sin entrar a divagar sobre el tipo de corte de en las verduras, se han multiplicado el número de artistas que enlazan el buen comer con la industria musical y ven en el gastro-rock una fórmula para ampliar ingresos. Este es el caso de Marky Ramone. El único miembro vivo de Los Ramones ha puesto en marcha un negocio de venta ambulante de comida en Nueva York, especializado en albóndigas con salsa de tomate. En este restaurante sobre ruedas -”Cruisin Kitchen“- se puede degustar la famosa salsa “Marky Ramone Brooklyn Own Marinara Sauce”, que también está a la venta por 88 dólares en la web del ilustre baterista. Otro que estudia en la misma escuela de finanzas es el legendario Lemmy, de MotörHead. En la página oficial de la banda, junto a sus últimos discos se publicita distintos tipos de bebidas alcohólicas: desde cerveza con la marca del grupo -del mismo infierno- a un vino tinto Shiraz cuyos riesgos etílicos son advertidos directamente por el temible cantante británico. Este punto metalero ha conseguido – y tendrá- muchos más discípulos. La moda de la cervezas de autor puede considerarse ya como un terreno propicio y simpático para que los artistas muestren su esencia más liquida. El último en sumarse al negocio ha sido la banda británica Iron Maiden. cocina 2 (2)Los chicos de Hierro se han unido a la familia Robinson para crear su propia marca especial denominada “Trooper” como uno de sus temas más clásicos. Dicen que tiene estilo de cerveza clásica británica con “una auténtica profundidad de carácter y sabor”… habrá que probarla. Más sibarita es Alex James; el bajista de Blur, que ha montado con éxito una compañía de fabricación de quesos en la campiña inglesa. Esta experiencia personal se puede conocer con detalle leyendo su autobiografía -también es escritor- que se puede comprar por 12 pavos en Amazon.
Otros apuestas por los productos patrios. Por ejemplo, Miguel Bosé. Desde hace 15 años, es propietario de Monsalud, una prestigiosa empresa extremeña de jamones ibéricos de bellota que ha recibido numerosos premios, entre ellos el de mejor ibérico del mundo.
Son ejemplos de que la música se impregna, poco a poco, de sabores y las cocinas se nutren de sonidos y acordes. Esto, en cambio, no evita las preguntas: se trata de ¿un negocio? ¿ingresos atípicos? ¿moda? ¿tendencia? Dejémoslo en un trasvase de placeres que doblan el goce de los sentidos. Bon Apetitt!

Autor: Juan Carlos Gomi es periodista. Sus artículos puedes encontrarlos de manera regular en los dos blogs que mantiene ahora en activo: monteigueldo.wordpress.com, y niusblog.wordpress.com.

Platos del mundo desde el penal de A Lama

Son centenares los libros con recetas de cocina que se publican al año en España. Hasta estos momentos no nos habíamos hecho eco de ninguno de ellos, una tendencia que quizás rompamos a partir de ahora y en la que hemos decidido debutar con un libro cuanto menos original:  ‘Platos del mundo cocinados desde A Lama’. Y digo original, porque que sepamos ésta es probablemente la primera obra gastronómica elaborada en España con la sapiencia culinaria de los internos de una cárcel, como ejercicio de reinserción social. No se si en el pasado hubo algo parecido firmado por otros presos. De lo que estoy seguro es de que nunca pudo aunar la variedad recogida en éste y que es fruto de la globalización que ha empapado a este país en los últimos veinte años. ‘Platos del mundo cocinados desde A Lama’ está compuesto por 42 recetas nacionales e internacionales elaboradas por 37 presos de otros tantos países (Albania, Georgia, Uruguay, Chile, Irak…) de este penal pontevedrés. Internos que han puesto lo mejor de sí mismos para llevar al papel sus recetas favoritas. Desde la musaka a la tarta Sacher, pasando por el tajine de cordero, el charquicán o el thiéboudienne. Aquellas con las que crecieron felices en sus países y a las que vuelven siempre que pueden para recordar a sus allegados. Como destaca en la presentación Benigno, interno de módulo seis del centro penitenciario: “Quien no recuerda a una madre sirviendo, con el rostro surcado de arrugas llenas de bondad, un plato elaborado por ella, del cual, independientemente del sabor, se desprende la felicidad del hogar. O también a aquellos seres queridos que tuvieron que irse y nos dejaron el recuerdo del aroma y del sabor de un buen plato en su compañía”. Obra sencilla donde las haya, este texto de 96 páginas también es “un libro que dibuja lugares, sitios, ciudades, aldeas, paisajes…” como nos recuerda en el prólogo el cocinero Pepe Solla, quien ha ejercido como padrino de esta obra editada por la Fundación Barrié y que se puede descargar de manera gratuita en la dirección http://www.educabarrie.org. A continuación os ofrecemos una de las recetas contenidas en esta obra, que ilustran por Adrián Ferreiro y Sofía F. de Ana, para que os animéis a echarle un vistazo. Hay de todo, desde algunas tremendamente fáciles, hasta otras que requieren de ciertas habilidades culinarias. También las hay que están perfectamente explicadas, mientras que otras son excesivamente sintéticas. De lo que no cabe duda ninguna duda es que todas ellas han sido elaboradas y redactadas con el mayor cariño posible. Sigue leyendo

Cómics y gastronomía

La Feria del Libro de Madrid apura su últimas horas. El Parque del Retiro es en estos días un hervidero de lectores y curiosos a la caza de un ejemplar firmado por su autor favorito. La nómina de escritores, pongamos por caso, va desde creadores tan interesantes como Javier Marías, Almudena Grandes o Eduardo Mendoza, hasta otros que se han aprovechado de una cierta fama momentánea para lanzarse a la arena de la escritura, aunque en algunos de estos casos sea a costa de un ‘negro’. Sorprende que decenas personas puedan aguardar minutos de cola para conseguir una rúbrica de algunos de ellos, sobre todo, como decía muy acertadamente una persona a la que oímos cuando paseábamos por las casetas, “difícilmente podrá escribir, cuando apenas sabe hablar en televisión”. ¿Un síntoma más de la degradación de la sociedad? Probablemente sí, aunque aquí no estamos para pontificar (eso se lo dejamos a nuestros líderes políticos y religiosos), sino para más bien para animaros a adquirir un par de cómics relacionados con las gastronomía que pueden encontrarse fácilmente en numerosas casetas. Podríamos haberos recomendado algún libro de cocina, pero nos parecía algo más exótica esta elección. Que sepamos, cómics y gastronomía eran hasta ahora dos tendencias que parecían no casar bien. Así que no podemos por menos que alegrarnos de esta feliz coincidencia. Para aquellos que los hayáis olvidado, recordad que todos los libros de la feria tienen un diez por ciento de descuento, lo que no está nada mal en estos tiempo de crisis. Ya sabemos que con este dinero no vamos a salvar a Bankia, aunque si que puede contribuir a salvaguardar nuestra maltrecha economía familiar, a la vez le hacemos un favor a la deprimida industria cultural del libro. Sigue leyendo