Cardo con almendras y jamón

El invierno es la mejor época del año para el consumo del cardo. Es en los meses de febrero y marzo, cuando esta verdura alcanza la plenitud de su sabor. Para ello habrá sido necesario que la planta haya estado enterrada en tierra. Esto no siempre resulta un trabajo fácil para un producto que llega a alcanzar los dos metros de altura, por lo que las personas que se dedican a su cultivo hace tiempo que optaron por cubrirlos con sacos o plásticos de color negro. De esta manera, se consigue que el cardo carezca de luz, lo que le proporciona ese color blanco amarillento en el tallo que garantiza el sabor tan destacable que tiene. El cardo se cultiva en países europeos como Portugal, Francia o Italia y también en muchos países de Hispanoamerica, a donde se supone que llegó de la mano de los conquistadores. En España se produce en muchos lugares como Aragón, Cataluña, la Comunidad Valenciana o Andalucía, aunque es quizás en La Rioja y Navarra donde más popularidad tiene este producto, antaño plato estrella en las fiestas navideñas de estas dos comunidades y hoy felizmente desestacionalizado. El cardo está especialmente indicado para las dietas de adelgazamiento por su baja aportación calórica, es diurético y depurativo y ayuda a disminuir los niveles de colesterol. Aquí hemos recogido un receta típica riojana, a la que le hemos añadido nuestro toque personal con una pequeña aportación de jamón. Sigue leyendo