Garbanzos con rape

El rape es un pescado blanco que vive fundamentalmente en las profundidades marinas de las costas europeas y de América del Norte. Muy apreciado por el excepcional sabor de su carne, este pez es bajo en grasas y rico en proteínas, lo que lo hace especialmente recomendable para las dietas destinadas al control de peso. Del rape solo se come la cola, aunque sus huesos y su cabeza son ampliamente utilizados para elaborar caldos exquisitos. De este pescado se conocen decenas de variedades, aunque las más habituales, esas que encontraremos siempre en los mercados a lo largo de todo el año, son el común, el rojizo y el americano. Resulta paradójico que en el pasado este pescado fuera desechado por los pescadores, que lo arrojaban fuera de los barcos cuando salían a faenar. Hoy en día, el rape está presente en las recetas de la mayoría de las gastronomías de las comunidades españolas. Aquí os ofrecemos uno de esos platos elaborados con este pescado, muy recomendable para los meses de invierno.

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS O CINCO PERSONAS

  • Seiscientos gramos de garbanzos pedrosillanos
  • Cuatrocientos gramos de rape
  • Un bote de cuatrocientos gramos de tomate natural triturado.
  • Unas hebras de azafrán
  • Medio vaso de vino blanco
  • Dos o tres ajos
  • Una cebolla pequeña
  • Aceite
  • Pimienta negra
  • Una hoja de laurel

Garbanzos con rape

MODO DE PREPARACIÓN

  1. La noche de antes dejamos los garbanzos en remojo con un poco de sal y una cucharada de bicarbonato para facilitar que se ablanden. Siempre escojo garbanzos de la variedad pedrosillano porque son más pequeños y sabrosas y porque es difícil que se despellejen.
  2. A la mañana siguiente ponemos los garbanzos en una olla cubiertos con agua nueva, un poco de aceite, sal y una hoja de laurel. Los cocinamos durante unos cuarenta y cinco minutos. También podemos hacer antes un caldo con huesos de rape para utilizarlo en vez del agua simple.
  3. Al terminar la cocción, calentamos una sartén con aceite y preparamos un sofrito con los ajos, la cebolla y el tomate. Cuando esté acabado lo añadimos a los garbanzos.
  4. Añadimos luego las hebras de azafrán, medio vaso de vino blanco y un poco de pimienta. Removemos y lo dejamos todo a fuego lento durante unos veinte o treinta minutos. Rectificamos de sal.
  5. Cuando queden unos cinco minutos para acabar, incorporamos los pedazos de rape.
  6. Retiramos finalmente y dejamos reposar entre cinco y diez minutos antes de servir.

Cocinado por: José Antonio Gallego

Anuncios

Almejas con patatas y bacalao

Otoño es mi estación favorita para los platos de cuchara. Quizás porque siempre me recuerdan a esta receta que sigue haciendo mi padre en casa. Mi padre no es que cocinase mucho por culpa del trabajo, aunque muchos fines de semana se animaba a hacer alguna comida. Este es uno de los platos que mejor le salía. Una receta que al parecer también hacía mi abuela y que una veces elaboraba con almejas y otra con chirlas. Yo prefiero hacerla con almejas, aunque reconozco que una chirlas sacadas del mar pueden llegar a ser más sabrosas que unas almejas de criadero y ofrecer mejores resultados finales. En cuanto al bacalao, yo prefiero apostar por uno fresco, en vez de por uno en salazón. Así nos ahorraremos el paso de desalarlo por la noche.

Almejas con patatas y bacalao

Sigue leyendo

Arroz con pollo y gambas

Plato de fin de semana, para toda la familia. Similar a una paella, pero sin “tropezones”, es más adecuado para los niños.

INGREDIENTES:

  • Una pechuga entera de pollo, deshuesada
  • Arroz (yo lo prefiero vaporizado, porque no se pasa)
  • Gambas peladas
  • Una cebolla
  • Tres dientes de ajo
  • Un pimiento verde
  • Tres zanahorias
  • Azafrán o preparado de paella en especia
  • Pastilla de avecrem de pollo o sal
  • Vino blanco
  • Aceite Sigue leyendo