Caldo millo con costillas

El caldo de maíz o millo, como se conoce en las islas por influencia portuguesa, es uno de los platos más típicos de Lanzarote. Que se sepa, el millo ya estaba presente en Canarias desde el siglo XVI. No en vano, el maíz fue uno de los primeros alimentos americanos en llegar a Europa. El propio Cristóbal Colón lo trajo a España en 1493, después de su segundo viaje al Nuevo Continente, y en pocos años se convirtió en un producto perfectamente adaptado al clima de Lanzarote. Allí encontró temperaturas entre los veinte y los treinta grados, ideales para su crecimiento, además de unos suelos que no son demasiados arcillosos ni arenosos, lo que impide que salga adelante. Con todos estos elementos a su favor y gracias a su capacidad para soportar un cierto grado de salinidad, el millo experimentó un rápido crecimiento en Lanzarote. Al principio, se utilizó como forraje para los animales, aunque las hambrunas hicieron que poco a poco se convirtiera en un alimento muy apreciado por la escasa población de la isla. El maíz dio origen en primer lugar a productos sencillos como el gofio y con el paso de los años a platos más elaborados como éste que ahora nos ocupa. El caldo millo sigue siendo uno de los estandartes de la comida conejera en familia, aunque lo cierto es que resulta más difícil degustarlo en los restaurantes. Quizás porque cada vez es más complicado encontrar maíz desgranado en las tiendas, debido a la drástica reducción que ha experimentado este cultivo en la economía de una isla que prácticamente se basa ahora de manera exclusiva en el turismo. Y es que para elaborar el caldo de millo no vale con ese maíz dulce que nos venden en los supermercados, sino que tendremos que disponer de ese maíz de toda la vida, completamente seco, que luego tendremos que ablandar a través de un proceso de cocción. Esta que viene a continuación es la receta que me enseño mi madre y que su a vez le enseño su madre a ella, hace ahora ya mucho tiempo.

Caldo millo Sigue leyendo

Raxo con patatas

El raxo es un sencillo plato gallego. En Galicia se encuentra en casi todas las cartas de raciones y doy fe de lo bien acogido que es por pequeños y mayores. Muy fácil de preparar, tiene también una cualidad importante: el precio. Para una cena rápida, sobre todo si tienes niños, es más que recomendable. Sólo tienes que ser un poco previsor/a, pues debes preparar la carne para su maceración el día anterior.

Raxo

 

Sigue leyendo

Carrillada ibérica

La carrillada o carrillera de cerdo es una carne muy tierna que se encuentra en las mejillas del cerdo o de la vaca. En este caso os propongo elegir la de cerdo ibérico, aunque la misma receta sirve para preparar la carrillada del cerdo ordinario, el que solemos consumir a diario en casa y que es bastante más barato. La suelen tener en todas las carnicerías, pídele a tu carnicero que te las limpie bien, pero que no las trocee, así evitaremos que se nos deshagan al cocinarlas. Si te gustan los guisos y te gusta la carne, te encantará este plato, de sabor intenso y textura agradable. Probablemente, nunca antes hayas probado una carne tan tierna.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Ocho carrilleras de cerdo ibérico o cerdo  a secas
  • Una cebolla
  • Pimienta en grado
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Tomillo, romero y laurel
  • Dos zanahorias
  • Dos ajos
  • Harina
  • Vino tinto (un vaso grande)
  • Caldo de carne (un vaso y medio)
  • Aceite

MODO DE HACERLO

  • Salpimenta las carilleras y pásalas ligeramente por harina
  • Dóralas en una sartén con un chorro de aceite. Retira y reserva
  • Prepara en un cazo medio litro de caldo de carne (una pastilla)
  • En la olla a presión con un chorro de aceite dora los dos ajos en láminas, 8 ó 10 granos de pimienta negra y la hoja de laurel
  • Cuando los ajos estén dorados, añade la zanahoria en rodajas, la cebolla en trozos, espolvorea tomillo y romero, baja el fuego y deja pochar unos 15 minutos
  • Añadir a la olla el vino tinto y el caldo de carne. Disponer encima las carrilleras, cerrar la olla y dejar cocinar a fuego medio durante unos 30 minutos
  • Retirar del fuego y dejar salir el vapor antes de abrir la olla. Sacar con cuidado las carrilleras y reservar en un plato
  • Colar el caldo de las verduras sobre una fuente de barro o una cacerola y pasar las verduras por el “chino”, cuidando de retirar la hoja de laurel
  • Volver a colocar las carrilleras y poner la fuente de barro o la cacerola al fuego intenso, para que se consuma el exceso de caldo y la salsa quede bien espesa. Serán más o menos 10 minutos
  • Servir dos carrilleras por persona regadas con su propia salsa, acompañadas de arroz o patatas fritas en dados


Cocinado por: Cristina Yuste

Lomo de cerdo con costra de mostaza en grano y pan rallado

INGREDIENTES PARA CUATRO

– Un lomo de cerdo de un kilo.
– Cien gramos de pan rallado y setenta de mostaza en grano (se puede encontrar en el gourmet de el Corte Inglés).
– Un decilitro de aceite de oliva
Pasta:
– 200 gramos de cintas
– Perejil picado, ajo y aceite.
Salsa:
– Salsa de soja, nata baja en materia grasa y el jugo del asado.

Sigue leyendo