Gulas con huevos de codorniz

Las gulas son uno de los sucedáneos más populares que pueden encontrarse en las tiendas. Aprovechándonos precisamente de esta popularidad, hemos elaborado esta receta que bien puede servir para un entrante que para una cena ligera que no requiera de mayor complicación. El punto, desde luego, más interesante de este plato es su presentación. Y es que como todo el mundo sabe, una comida entra antes por los ojos que por el estómago.

INGREDIENTES PARA CUATRO:

–      Un par de barras de pan anchas y muy crujientes.
–      Unos ochocientos gramos de gulas.
–      Una docena de huevos de codorniz.
–      Tres ajos.
–      Una guindilla roja.
–      Pimentón dulce de la Vera.

MODO DE HACERLO:

1.- Se cortan las barras de pan en trozos más o menos gruesos.
2.- A continuación, con un cuchillo, se extrae cuidadosamente la miga de pan siguiendo la forma de la corteza de cada uno de los trozos.
3.- Luego se corta una parte de la miga a la manera de una tapadera que insertamos en cada uno de los pedazos.
4.- En una sartén con el aceite previamente calentado hacemos las gulas con los ajos y la guindilla.
5.- Una vez hechas, las depositamos en cada uno de los recipientes de pan.
6.- Freímos los huevos de codorniz no demasiado para que la yema permanezca líquida y los depositamos sobre cada uno de los trozos de paz.
7.- Finalmente, colocamos todo en una bandeja o en un plato grande y espolvoreamos con un poquito de sal y pimentón dulce dela Vera.Y ya está, listo para comer.

Una variante de este plato, también recomendada, sería suprimir la guindilla a la hora de hacer las gulas y sustituirla por pequeños pedazos de guindilla verde de bote que añadiríamos con las gulas una vez que las depositamos dentro del pan.

DEGUSTACIÓN SUGERIDA:

Los sabores picantes  anulan el sabor de los vinos. Así que es conveniente no abusar de ellos si queremos degustar este plato con un tinto joven o crianza de Rioja. En esta ocasión, sugerimos un Puerta Vieja crianza de Bodegas Riojanas.

Autor: José Antonio Gallego