Brownie de avellanas y stevia

Brownie con avellanas y stevia

Los brownies son uno de los dulces estadounidenses más populares que existen en el mundo. Su nombre hace referencia al color marrón que les caracteriza y que le viene dado por la utilización como elemento fundamental en su elaboración del cacao. A ciencia cierta no se sabe su origen, aunque la gran mayoría de los autores coinciden en que podría encontrarse en un momento indeterminado de la segunda mitad del siglo XIX. El brownie original se elabora con nueces, aunque con el paso de los años han aparecido decenas de variaciones que han enriquecido la idea primitiva. Esta que figura a continuación esta concebida con avellanas, aunque su principal novedad es que está elaborada con margarina Ligeresa y con stevia (o estevia), a fin de descargar de unas cuantas calorías a este dulce por lo general bastante contundente. Para los más puristas deciros que el uso de ambos ingredientes, en vez de la mantequilla y el azúcar, no desvirtúa para nada el sabor de este brownie. Es más, yo creo que el uso de la stevia potencia especialmente el resultado final. Este producto, que en los últimos tiempos ha llegado desde los herbolarios hasta las grandes superficies, carece de calorías y su sabor es tres veces más dulce que el del azúcar, por lo que necesitaremos menos cantidad para elaborar nuestros postres. A cambio hay que decir que es más caro, aunque su sabor es prácticamente similar. De todas maneras, para el que no esté por completo seguro, lo que puede hacer es mezclar el azúcar con una pequeña cantidad de stevia. Una última nota antes de ir con la receta, las plantas del género de la stevia son originarias de Sudamérica, Centroamérica y México y el primero en estudiarlas fue el botánico español Pedro Jaime Esteve, que las encontró en el siglo XVI en el territorio del actual Paraguay. A él deben su nombre. En concreto el edulcorante que hoy en día llega hasta nuestras mesas es el elaborado con las hojas de una variedad denominada Stevia rebaudiana, que era consumida por los indios guaraní desde tiempo inmemorial para endulzar la yerba mate y porque pensaban que tenía ciertas propiedades medicinales y anticonceptivas. Sigue leyendo

Bizcocho de pistachos y chocolate

Estamos en verano y no hay mejor momento a lo largo de todo año para ir aficionando a los más pequeños de vuestra familia a echaros una mano en la cocina. Os proponemos, a continuación, un postre fácil de elaborar, que engancha a todos los niños y con el que podéis dar rienda suelta a las inquietudes culinarias de vuestros vástagos. No hay nada que de mejores resultados que este bizcocho, que nosotros hemos elaborado a base de pistachos, pero que podemos sustituir por nueces, avellanas o almendras, en función de las preferencias personales de cada uno.

Bizcocho de pistacho y chocolate

 INGREDIENTES:

  • Doscientos gramos de mantequilla.
  • Doscientos gramos de azúcar.
  • Ciento veinticinco gramos de pistachos.
  • Ciento ochenta gramos de harina.
  • Cuatro huevos.
  • Chocolate para fundir.
  • Azúcar glas.
  • Medio sobre de levadura
  • Una pizca de sal.

MODO DE HACERLO:

  1. Mezclamos el azúcar y la mantequilla con una batidora.
  2. Machacamos los pistachos en un mortero.
  3. Mezclamos la harina, los pistachos y los huevos, con el azúcar y la mantequilla hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Añadimos una pizca de sal y el medio sobre de levadura para que la masa levante un poco.
  5. Engrasamos el molde con un poco de mantequilla y harina para rellenarlo después con la masa.
  6.  Horneamos a 180 grados, durante unos 45 minutos, hasta que el bizcocho sea consistente. Para ello tendremos que introducir una aguja o un cuchillo y comprobar que éste sale completamente limpio.
  7. Lo dejamos enfriar un poco, lo extraemos del molde y a continuación los cubrimos con el chocolate fundido.
  8. Dejamos que se enfríe el chocolate para que se solidifique.
  9. Por último, hay que cortar el bizcocho en pedazos no demasiado gruesos, que espolvorearemos con un poco de azúcar glas. Mi recomendación es que lo consumáis acompañado de un helado de turrón o si vivís en Canarias, de helado de gofio.

Preparado por: José Antonio Gallego

Tortitas

Una buena idea para un día de fiesta. Puedes preparar las tortitas con nata, chocolate, caramelo… El que quiera puede probar también las tortitas saladas, con la misma masa pero añadiendo jamón y queso, besamel …..

Ahora os proponemos las dulces. Una excusa para organizar una merienda en familia. Preparar la masa no os llevara más de cinco minutos y cocinarlas poco más. Dificultad, ninguna. Basta con que sepáis verter la masa sobre la sartén y dar la vuelta a la tortita con una espátula.

Sigue leyendo

Bizcochón o Queque

Uno de los recuerdos que guardo de mi infancia, de esos que se te quedan grabados para siempre, es a mi madre batiendo las claras de huevo a punto de nieve para hacer un bizcochón. Y yo sentada a su lado, esperando a que terminara de mezclar todos los ingredientes para que me dejara tomar lo que se había quedado pegado al recipiente. Esta es por tanto la receta del bizcochón que se sigue haciendo en mi casa de Lanzarote. Hay infinidad de maneras de prepararlo; cada hogar tiene su receta. En algunas islas (Gran Canaria o Tenerife) al bizcochón se le conoce como el nombre de “Queque” (es una simple derivación del término inglés  “cake”). Creo que en algunos países latinoamericanos (Chile o Perú) también se utiliza esta misma denominación.

Sigue leyendo

Pastel de zanahoria

La primera vez que lo probé fue en la ciudad de Leeds, en el norte de Inglaterra, en el bar del museo del escultor Henry Moore, uno de los ciudadanos más ilustres que ha dado esta localidad, al que han dedicado una estupenda pinacoteca, que también alberga otras exposiciones temporales. Al principio no sabía lo que era, aunque su textura, su sabor y su presentación me parecieron maravillosos. Luego lo he probado en más sitios y, en todos ellos, me ha parecido un dulce digestivo y muy rico. He investigado por internet. He visto varias recetas y al final he parido ésta mía que os relato a continuación.  El resultado me parece absolutamente increíble…Por cierto, después de comerla no he engordado ni un gramo, a pesar de que a mí me engorda hasta el aire que respiro.

INGREDIENTES:

  • Cuatro zanahorias medianas
  • Aceite (una medida de yogurt)
  • Azúcar (dos medidas de yogurt)
  • Harina (tres medidas de yogurt)
  • Cuatro huevos
  • Un sobre de levadura
  • Un yogurt natural

Sigue leyendo