Kokotxas (o cocochas)

Con un poco de paciencia y tiempo, este plato es insuperable y siempre sorprenderás a tus comensales. El secreto es que te queden “gelatinosas” y eso sólo se consigue con un fuego muy lento y mucha paciencia para no dejar de mover la cazuela donde las cocinas, agarrando por el mango y con cuidado de no rallar la vitrocerámica. Es una receta muy sencilla, pero pensada para paladares exquisitos. Todo el que haya probado unas buenas cocochas querrá repetir. Es tu plato principal de un menú que puedes completar con unos gambones a la plancha de primero o unas brochetas de rape, que ya te enseñaré cómo hacerlas.

Cocochas


INGREDIENTES:

  • Un paquete de kokotxas (o cocochas) de bacalao o de merluza (mejor, las primeras)
  • Seis patatas tipo cachelo (las venden para vapor, son las mejores)
  • Perejil
  • 3 dientes de ajo
  • 3 ajetes o ajos tiernos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vino blanco
  • Caldo de pescado

MODO DE HACERLO:

  • Lavar y cocer las patatas con piel hasta que estén en su punto. Reservar
  • Picar los dientes de ajo y el tallo tierno de los ajetes, a los que retiraremos previamente los dos extremos y la primera piel.
  • Poner en la cazuela un chorrito de aceite de oliva virgen y pochar ligeramente los ajos y los ajetes sin que se doren. Apartar del fuego.
  • Sazonar cada una de las cocochas por ambas caras y disponerlas en la cazuela con la piel oscura hacia arriba.
  • Colocar en el fuego muy lento y dejar  hervir, moviendo la cazuela en una especie de vaivén durante unos 5 minutos.
  • Añadir medio vasito (un chorrito) de vino blanco cuando veamos que las cocochas empiezan a soltar gelatina y el aceite se enturbia. Continuar moviendo la cazuela hasta percibir que toma cierto espesor.
  • El caldo de pescado lo añadiremos si vemos que la salsa ha espesado demasiado o se ha secado, pero debemos tener en cuenta que debe tener la consistencia de una crema ligera.
  • Disponer las patatas en rodajas sin quitarles la piel y espolvorear perejil (a ser posible fresco).
  • Mantener en el fuego ya apagado unos minutos para que las patatas se empapen. Servir y… disfrutar

Cocinado por: Javier Moreira

Croquetas de merluza

De merluza… o de lo que sea. La receta que te sugiero la puedes aplicar a cualquier ingrediente para hacer el relleno de las croquetas, pero la verdad es que las de merluza están especialmente suaves y ricas. Y es una buena manera de animar a los niños a comer pescado…

INGREDIENTES:

  • Merluza (yo normalmente compro una merluza entera, aprovecho las rodajas buenas para hacerlas rebozadas o al horno y dejo las más feas para desmenuzarlas y hacer croquetas).
  • Harina.
  • Margarina (mucho mejor que aceite).
  • Leche (mejor entera, es más consistente).
  • Huevo (depende de la cantidad de croquetas).
  • Pan rallado (lo más fino posible)
  • Y el truco: una pastilla de avecrem de pescado. Sigue leyendo

Merluza al horno

Compra merluza fresca, no está cara. Este plato, por la noche, resulta ligero y sabroso, que si lo acompañas de un vino blanco fresquito es insuperable. Cuidado, el horno seca los pescados. Aunque te propongo un tiempo, debes comprobar que los bordes de la fuente no se te tuestan demasiado (lo máximo, como ves en la foto). Si crees que se te ha secado un poco, al servir riega por encima con el caldo que te queda en la fuente. Bajísimo en calorías. ¡Disfrútalo! Sigue leyendo