Patatas al ajillo o aperitivo anticrisis

Las patatas fritas nos gustan a todos. Pones un plato en el centro de una mesa y vuelan. Pero podemos darles un poco de gracia y hacer que nuestros invitados disfruten con algo tan sencillo. Éstas que os proponemos son unas patatas fritas aderezadas con algo de ajo, perejil y limón. También se puede hacer con un vino en lugar del limón. Es cuestión de probar a ver cómo os gusta más. Fácil, barato y rico. Sigue leyendo