Boquerones macerados con cítricos

Las vacaciones de verano se acaban para muchos, pero el verano y el calor aún permanecerán algunas semanas con nosotros. Es tiempo todavía para recetas fresquitas y ligeras como ésta sugerida por mi amiga Carmen Urbina. Ella la prepara con sardinas. Yo tuve que conformarme con unos boquerones, que es lo más parecido que pude comprar en el mercado el día que me decidí a elaborarla.

Boquerones con cítricos

Sigue leyendo

Fideos costeros

Esta receta está inspirada en los platos que cocinaban los marineros canarios cuando iban a pescar a las costas del caladero sahariano y permanecían varios meses fuera de sus casas antes de regresar a ellas con el fruto extraído de sus redes. Originariamente, el plato se elaboraba con tacos de corvina y, en otras, con atún. Ambos pescados han sido sustituidos, en esta ocasión, por calamares, gambas y sepia.

Fideos costeros

Sigue leyendo

Pimientos rellenos de tortilla de patata

Quién no ha ido alguna vez al campo con una tortilla de patatas y unos pimientos fritos… Bien, pues esta es una variante muy original de esa misma idea, sólo que en comunión perfecta: la tortilla metida en el pimiento, para que los sabores se fundan de una sola vez.  Requiere algo más de dedicación, pero es muy sencillo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Sigue leyendo

Arroz de aromas de mar

Necesitáis una paella, como la de la foto, de las de siempre. Este plato no sale en la olla, y ¡hay que lucirlo! Podéis servir este arroz con un caldo de Valdeorras, que están de moda, o con un blanco de Santa María de Nieva, que no entiendo por qué no se ponen de moda. Y si me dan a elegir, lo sirvo con brut, con éste que os digo, uno muy especial, aunque igual cuesta un par de paseos encontrarlo, pero veréis que es un hallazgo: un buen Crémant de Alsacia, sobre base de uva pinot blanc, que habréis ya de servirlo desde el principio, con el aperitivo. Una idea, igual la entradita va de foie grass y un poquito de cecina de león en laminitas transparentes, o un caviar de oricios. Si váis de clásicos o queréis sorprender a un francés, probad este tipo de champaña con un poquito de jamón, sí, brut alsaciano con jamón, y luego directamente el arroz. Ya me contáis.

Sigue leyendo