Entrepuentes llega a Madrid

Entrepuentes MadridEntrepuentes desembarca en la plaza de Pedro Zerolo de Madrid. La empresa riojana ha abierto en régimen de franquicia su tercer restaurante fuera de Logroño. Antes ya lo había hecho en Vitoria y en el nuevo puerto deportivo de Arrecife en la isla de Lanzarote. El nuevo establecimiento nace bajo el concepto de Entrepuentes City, una línea más urbana e industrial que los primeros restaurantes de la cadena, con lo que pretende adaptarse al estilo genuino, desenfadado y libre de prejuicios de la zona de Chueca, sin perder la esencia de esta compañía de origen familiar que nació hace más de cuarenta años al calor de las ferias del norte de España: comida rápida y de calidad a precios ajustados, regada con una cerveza o un buen tinto de Rioja, en este caso procedente de Nájera. Aunque la carta es más o menos amplia y se pueden degustar productos netamente riojanos como las carrilleras al vino tinto, si hay algo que distingue a estos establecimientos son sus hamburguesas. Además de las clásicas de toda la vida, en Madrid se pueden degustar siete nuevas hamburguesas gourmet, elaboradas con carne de ternera Black Angus, considerada por mucho como una de las mejores del mundo por su bajo contenido en colesterol. Otras de las novedades que se añaden a la carta son las bocazzas, una mezcla como dice su nombre entre focaccia y bocadillo o los bocatas que puede personalizar el cliente con sus 32 ingredientes y sus 17 salsas para combinar. Entrepuentes abre su cocina de ocho de la mañana a dos de la madrugada, también sirve desayunos y, según cuentan sus propietarios, en la elaboración no se utilizan productos congelados ni precocinados para salvaguardar la calidad de los alimentos, para que lo que también han apostado por suministradores locales. Incluso el pan, dicen, está elaborado específicamente para los siete restaurantes que funcionan bajo esta marca y a los que sus propietarios esperan añadir otros cinco más antes de que acabe este año 2016.

Entrepuentes Madrid

Anuncios

Ruta de la Tapa Alonso Cano

Ruta de la Tapa Alonso CanoEl barrio de Ríos Rosas, en el distrito de Chamberí, acoge del 22 de enero al 1 de febrero la denominada Ruta de la Tapa Alonso Cano. Esta pequeña fiesta de los pinchos toma prestado su nombre de esta vía madrileña, si bien la mayoría de los establecimientos que participan en la misma se encuentran emplazados en la cercana calle de Ponzano. Probablemente, los organizadores del evento han querido que la estación de metro de Alonso Cano (Linea 7) se convierta en el principal reclamo publicitario para ubicar esta iniciativa y así atraer a personas de otras partes de la ciudad. Las calles Ponzano, Espronceda, Bretón de los Herreros o Alonso Cano acogen una suculenta e innovadora oferta gastronómica a lo largo del todo el año, que se ve mermada durante los meses de invierno cuando parece que apetece salir menos a la calle. Es por eso que durante este periodo de tiempo se multiplican iniciativas de este tipo por todo Madrid, con el objetivo de atraer a un publico más bien remiso a salir y que prefiere hacerse fuerte en el salón de su casa arropado por una mantita, mientras ve una buena película en el televisor. En esta Ruta de la Tapa Alonso Cano participan un total de 23 bares de esta parte de la ciudad, entre los que figuran Vagalume, O Conxuro, Sayda, La Tienda (Ponzano), Yópico (García de Paredes), Ok, Kon Tiki, Gues (Plaza de San Juan de la Cruz) o Los Torreznos (Alonso Cano). Por tres euros se puede degustar una tapa acompañada de un vino, una caña o un refresco. Ni que decir tiene que las tapas están más o menos elaboradas, dependiendo del local y que sus sabores son de los más variado, así que como el periodo de tiempo es amplio, a lo mejor tenemos ocasión de probar cada una de las especialidades que ofrecen los bares. Entre las que más nos han llamado la atención están la mini hamburguesa de buey con queso de cabra y cebolla confitada, que ofrece Meat by Don Oscar (Bretón deLa Tienda los Herreros); la tosta de bacalao confitado con manzana al Pedro Ximénez y alioli rosa, del Rick’s (Modesto Lafuente) o el croquetón de carabineros sobre nido de patatas paja con tomate de El Decano (Ponzano). Cada local tiene su propio horario en esta ruta. Por eso conviene hacerse con el folleto que se ha editado de este acontecimiento, en el que también se pueden puntuar cada una de estas pequeñas creaciones culinarias. El premio: una estancia de un fin de semana en una casa rural a elegir entre cualquier lugar de España y que se sorteará entre todos aquellos que, al menos, prueben un cincuenta por ciento de las tapas.

Cierra el primer restaurante que desafió al ‘apartheid’

Restaurante Gramadoelas

El famoso restaurante sudafricano Gramadoelas acaba de cerrar sus puertas. Después de 45 años al servicio de sus clientes, este hito en la historia gastronómica del país ha dejado de funcionar, una vez que hubo expirado la concesión que mantenía con el no menos conocido Market Theatre, para ocupar una parte de su espacio.

El establecimiento como tal nació a finales de los años sesenta en un pequeño garaje del barrio Hillbrow, de Johannesburgo. Gracias al éxito cosechado por sus platos, el restaurante fue sucesivamente pasando por otros emplazamiento hasta alcanzar la que sería su ubicación definitiva en 1992. El Gramadoelas no solo se hizo famoso por su comida, a la que muchos identifican como una de las mejores mezclas de todas las influencias culinarias de las diferentes etnias que pueblan Sudáfrica (británica, afrikáner, indígena, malaya o india), sino que se hizo particularmente conocido por desafiar al entonces régimen segregacionista imperante del ‘apartheid’. En un tiempo en que estaba prohibido que blancos y negros comiesen en los mismos establecimientos, el Gramadoelas se hizo especialmente conocido por su política de “todo el mundo es bienvenido”. Según explica Eduan Naudé, uno de los dos fundadores del restaurante, en aquella época siempre que venía a cenar al restaurante una persona de color era necesario llamar a un departamento del Gobierno para que autorizase la visita. En una ocasión, un grupo de políticos estadounidenses reservó mesa en el restaurante. Algunos de ellos eran negros, así que como siempre se vieron obligados a llamar a Pretoria. Sin embargo, en aquella ocasión no hubo contestación, así que a partir de entonces decidieron saltarse ese pequeño trámite y dar cabida en sus instalaciones a quienquiera que estuviera dispuesto a pagar por su comida. La fama del restaurante se disparó a partir de entonces y prueba de ello es el gran número de personalidades que ha pasado por sus instalaciones: reinas como las de Dinamarca o Inglaterra, actores como Denzel Washington, Charlize Theron o Morgan Freeman o políticos como François Mitterrand, Bill Clinton y, por supuesto, Nelson Mandela.

El restaurante Gramadoelas desaparece y, desgraciadamente, los hace sin que haya tenido el fin que verdaderamente se merecía por su pequeña contribución a la estabilidad del país. Poco días antes de su cierre, Brian Shalkoff, el otro fundador del mismo y pareja sentimental de Naudé, fue asaltado en su casa de Johannesburgo, donde recibió una brutal paliza que le hizo entrar en un coma irreversible del que nunca jamás se despertaría. El pasado 1 de julio fue desconectado de la máquina que le mantenía con vida, dejando a Naudé como única cara visible del restaurante a pocos días de su cierre y de que se subastase la amplia colección de muebles, objetos decorativos y utensilios de cocina que habían labrado parte de la reputación de este restaurante. Un espacio culinario que ya es historia gastronómica de Sudáfrica.

Fotografía: 2Summers.net

Sergi Arola reabre ‘Gastro’

El chef catalán Sergi Arola reabre este próximo miércoles, 10 de julio, su restaurante ´Gastro´, después de haber llegar a un acuerdo con Hacienda. Según ha explicado Arola a la Cadena Ser, el acuerdo ha consistido en el adelanto de una parte de la cantidad que adeuda a los organismos públicos y en el prorrateo del resto de la deuda. La coctelería, la bodega y la mesa de cocina de este establecimiento con dos estrellas Michelín, ubicado en la calle Zurbano 31, de Madrid, fueron precintadas el pasado 25 de junio como consecuencia de las deudas que Arola mantiene con la Agencia Tributaria (148.000 euros) y la Seguridad Social (160.000 euros). Arola también ha anunciado, a través de su cuenta en Twitter, de que ha puesto la venta a su Harley Davidson para obtener la liquidez que necesita para continuar con sus negocios. En el momento de ser precintadas las instalaciones de ‘Gastro’, el chef también indicó que tenía en venta, por una cifra de 825.000 euros, su casa de dos plantas del barrio de Chamartín.

Sergi Arola reabre Gastro

Cómics y gastronomía

La Feria del Libro de Madrid apura su últimas horas. El Parque del Retiro es en estos días un hervidero de lectores y curiosos a la caza de un ejemplar firmado por su autor favorito. La nómina de escritores, pongamos por caso, va desde creadores tan interesantes como Javier Marías, Almudena Grandes o Eduardo Mendoza, hasta otros que se han aprovechado de una cierta fama momentánea para lanzarse a la arena de la escritura, aunque en algunos de estos casos sea a costa de un ‘negro’. Sorprende que decenas personas puedan aguardar minutos de cola para conseguir una rúbrica de algunos de ellos, sobre todo, como decía muy acertadamente una persona a la que oímos cuando paseábamos por las casetas, “difícilmente podrá escribir, cuando apenas sabe hablar en televisión”. ¿Un síntoma más de la degradación de la sociedad? Probablemente sí, aunque aquí no estamos para pontificar (eso se lo dejamos a nuestros líderes políticos y religiosos), sino para más bien para animaros a adquirir un par de cómics relacionados con las gastronomía que pueden encontrarse fácilmente en numerosas casetas. Podríamos haberos recomendado algún libro de cocina, pero nos parecía algo más exótica esta elección. Que sepamos, cómics y gastronomía eran hasta ahora dos tendencias que parecían no casar bien. Así que no podemos por menos que alegrarnos de esta feliz coincidencia. Para aquellos que los hayáis olvidado, recordad que todos los libros de la feria tienen un diez por ciento de descuento, lo que no está nada mal en estos tiempo de crisis. Ya sabemos que con este dinero no vamos a salvar a Bankia, aunque si que puede contribuir a salvaguardar nuestra maltrecha economía familiar, a la vez le hacemos un favor a la deprimida industria cultural del libro. Sigue leyendo

Comiendo en casa de un extraño

Hoy la cena es en casa de alguien que no conozco. Llego al lugar, no veo ningún cartel, pero aún así toco el timbre, espero la confirmación e, inmediatamente después, la puerta se abre y aparece la sorpresa. Es un restaurante a puertas cerradas. Una tendencia que llegó a Buenos Aires hace ahora cerca de siete años y que parece que vino para quedarse. Al comienzo eran pocos. Hoy hay cerca de cuarenta establecimientos de este tipo. Son lugares regentados por chefs, sumilleres y amantes de la cocina que decidieron abrir las puertas de sus casas para recibir a clientes y amigos para cenar. Sigue leyendo