Pochas con chorizo

Las pochas son unas alubias blancas tempranas, sabrosas y nutritivas, íntimamente relacionadas con las cocinas de La Rioja, el País Vasco y Navarra. En esta tres regiones pueden encontrarse excelentes recetas guisadas con este producto, aunque quizás sea en los pucheros de la Comunidad Foral donde mayor éxito ha cosechado. Desde los Pirineos a la ribera del Ebro, existen decenas de platos elaborados con las dos variedades de pochas mas extendidas por su territorio: las arriñonadas y las de Bolo o redondas. Estas últimos son propias de Sangüesa y sus alrededores y de ellas se dicen que son las más sabrosas que existen, probablemente debido a lo extremadamente corta que es su cosecha. La pochas se pueden consumir frescas desde julio hasta los primeros días de octubre, aunque hoy en día, gracias a los métodos de congelación, es posible disfrutar de ellas a lo largo de cualquier mes del año. En Bilbao, Vitoria o Logroño siempre ha sido fácil encontrarlas en cualquier tipo de tienda, ya sean congeladas en bolsas o a granel. En otras ciudades, como Madrid, ésta no era una tarea sencilla hace unos años, aunque de un tiempo a esta parte han proliferado en las principales superficies de distribución. Pochas con codorniz, a la riojana o con anguila al estilo de Tudela. Son como he dicho antes decenas los platos que pueden elaborarse con esta legumbre, que recibe su nombre de ese color verdoso y desvaído que presentan en el momento de ser recogidas (‘pocho’ significa en castellano descolorido). Aquí os dejó una receta que me enseñaron en La Rioja. Es extremadamente sencilla, así que si queréis le podéis añadir también cebolla, tomate, pimiento o cualquier otra verdura que se os ocurra para completarla.

Pochas con chorizo

Sigue leyendo

Boquerones macerados con cítricos

Las vacaciones de verano se acaban para muchos, pero el verano y el calor aún permanecerán algunas semanas con nosotros. Es tiempo todavía para recetas fresquitas y ligeras como ésta sugerida por mi amiga Carmen Urbina. Ella la prepara con sardinas. Yo tuve que conformarme con unos boquerones, que es lo más parecido que pude comprar en el mercado el día que me decidí a elaborarla.

Boquerones con cítricos

Sigue leyendo

Carrillada ibérica

La carrillada o carrillera de cerdo es una carne muy tierna que se encuentra en las mejillas del cerdo o de la vaca. En este caso os propongo elegir la de cerdo ibérico, aunque la misma receta sirve para preparar la carrillada del cerdo ordinario, el que solemos consumir a diario en casa y que es bastante más barato. La suelen tener en todas las carnicerías, pídele a tu carnicero que te las limpie bien, pero que no las trocee, así evitaremos que se nos deshagan al cocinarlas. Si te gustan los guisos y te gusta la carne, te encantará este plato, de sabor intenso y textura agradable. Probablemente, nunca antes hayas probado una carne tan tierna.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Ocho carrilleras de cerdo ibérico o cerdo  a secas
  • Una cebolla
  • Pimienta en grado
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Tomillo, romero y laurel
  • Dos zanahorias
  • Dos ajos
  • Harina
  • Vino tinto (un vaso grande)
  • Caldo de carne (un vaso y medio)
  • Aceite

MODO DE HACERLO

  • Salpimenta las carilleras y pásalas ligeramente por harina
  • Dóralas en una sartén con un chorro de aceite. Retira y reserva
  • Prepara en un cazo medio litro de caldo de carne (una pastilla)
  • En la olla a presión con un chorro de aceite dora los dos ajos en láminas, 8 ó 10 granos de pimienta negra y la hoja de laurel
  • Cuando los ajos estén dorados, añade la zanahoria en rodajas, la cebolla en trozos, espolvorea tomillo y romero, baja el fuego y deja pochar unos 15 minutos
  • Añadir a la olla el vino tinto y el caldo de carne. Disponer encima las carrilleras, cerrar la olla y dejar cocinar a fuego medio durante unos 30 minutos
  • Retirar del fuego y dejar salir el vapor antes de abrir la olla. Sacar con cuidado las carrilleras y reservar en un plato
  • Colar el caldo de las verduras sobre una fuente de barro o una cacerola y pasar las verduras por el “chino”, cuidando de retirar la hoja de laurel
  • Volver a colocar las carrilleras y poner la fuente de barro o la cacerola al fuego intenso, para que se consuma el exceso de caldo y la salsa quede bien espesa. Serán más o menos 10 minutos
  • Servir dos carrilleras por persona regadas con su propia salsa, acompañadas de arroz o patatas fritas en dados


Cocinado por: Cristina Yuste

Puré de verduras

Es tiempo de sopas y purés. De platos que nos ayuden a entrar en calor para combatir las frías temperaturas que nos acosan estos días. Aquí os dejo una receta tradicional que llevo haciendo toda la vida. Un puré de verduras capaz de convencer a los más reacios a consumir este tipo de productos. Un plato, además, especialmente recomendado para los más pequeños de la casa, que muchas veces se niegan a tomar verduras, pero que no rechazarán este caldo espeso y humeante servido en uno de sus cuencos favoritos.

Pure verduras

Sigue leyendo

Arroz con pollo y gambas

Plato de fin de semana, para toda la familia. Similar a una paella, pero sin “tropezones”, es más adecuado para los niños.

INGREDIENTES:

  • Una pechuga entera de pollo, deshuesada
  • Arroz (yo lo prefiero vaporizado, porque no se pasa)
  • Gambas peladas
  • Una cebolla
  • Tres dientes de ajo
  • Un pimiento verde
  • Tres zanahorias
  • Azafrán o preparado de paella en especia
  • Pastilla de avecrem de pollo o sal
  • Vino blanco
  • Aceite Sigue leyendo

Pastel de zanahoria

La primera vez que lo probé fue en la ciudad de Leeds, en el norte de Inglaterra, en el bar del museo del escultor Henry Moore, uno de los ciudadanos más ilustres que ha dado esta localidad, al que han dedicado una estupenda pinacoteca, que también alberga otras exposiciones temporales. Al principio no sabía lo que era, aunque su textura, su sabor y su presentación me parecieron maravillosos. Luego lo he probado en más sitios y, en todos ellos, me ha parecido un dulce digestivo y muy rico. He investigado por internet. He visto varias recetas y al final he parido ésta mía que os relato a continuación.  El resultado me parece absolutamente increíble…Por cierto, después de comerla no he engordado ni un gramo, a pesar de que a mí me engorda hasta el aire que respiro.

INGREDIENTES:

  • Cuatro zanahorias medianas
  • Aceite (una medida de yogurt)
  • Azúcar (dos medidas de yogurt)
  • Harina (tres medidas de yogurt)
  • Cuatro huevos
  • Un sobre de levadura
  • Un yogurt natural

Sigue leyendo